Ús de cookies

Aquest web utilitza 'galetes' per millorar l'experiència de navegació. Si continueu navegant entenem que les accepteu. Més informació


Notícies

Divendres  04.10.2013  17:07

Eduardo Reyes: 'Quiero que Cataluña sea un país que valga la pena'

Discurs del president de Súmate en l'acte de presentació del col·lectiu

Men?ame
 

Us oferim el discurs del president de Súmate, Eduardo Reyes, en la presentació ahir a Bellvitge del col·lectiu que aplega castellanoparlants per la independència.

Yo no he sido independentista nunca. Confieso que no he sido independentista nunca. ¿Por qué? Porqué en Cataluña, ¿había tenido algún problema con los catalanes? ¿O algún catalán ha tenido algún problema con los andaluces, gallegos, extremeños, asturianos que hemos venido aquí? Si hay alguien, por favor que levante la mano.. No hay nadie. Por lo tanto, no había motivos para ser independentista. Pero tenemos unos motivos muy fuertes. De hecho, yo diría un solo motivo, lo que pasa es que coge como sesenta años: ese motivo es que Cataluña sigue siendo puteada, así de claro [aplausos]. Cuando putean a Cataluña, permitirme, nos están puteando a todos.

¿Hubiera alguien pensado que tuviéramos que ser independentistas si hubiéramos tenido un concierto económico como el País Vasco? Yo creo que no. Si España se hubiera comportado como se tendría que haber comportado el gobierno del color que fuera, España hubiera sido una grande... y está siendo una pequeña y se va a quedar sola. ¡Es que lo están haciendo! Eso es lo que me mueve.

Yo tengo aquí a mi suegra también. Tiene casi noventa años y es otro motivo por el que yo lucho [aplausos]. Porque una persona que ha estado toda la vida trabajando, ¡toda!, para tener una mierda de pensión, ¿cómo es posible que nos quedemos tan tranquilos, sabiendo que si pones la televisión porque quieres ver las noticias y enterarte de lo que está pasando por el mundo, resulta que cuanto más te enteras, más te cabreas? ¡Yo no hago más que cabrearme más cada día! Y me dice mucha gente: '¡Te vas a quemar, Eduardo!' Pero no, yo vengo quemado y me estoy reforzando... Creo que lo que tengo que pedir a la gente es que nos apoyéis, que nos apoyéis a todos los que podéis apoyarnos, porque nuestra voz tiene que ser mucho más amplia, tiene que llegar a muchísima más gente. (...)

Hay un señor que se llama Serafín... ¿No ha venido? Lo abordé en la farmacia para explicarle por qué se veía en la situación que se veía, pues tenía que pagar tres euros por unas medicinas que no podía mantener. Yo aprovecho cada día, cada persona con la que me encuentro, cada motivo que veo, para explicar a esa persona que tiene cada cuatro años la posibilidad de decir: 'Voy a votar por esto. Y si me engañan, ¡me puedo ir a asaltar el Congreso y pegarle fuego, si hace falta!' No votéis sin saber por qué, a qué y a quién. Eso es lo que tenemos que transmitir, pero hemos de transmitirlo uno a uno, todos nosotros.

Cuando conocí este sueño de Súmate, tardé tres segundos en decir: 'Toda la vida, la voy a dedicar para que Cataluña sea un país...' [aplausos] Que Cataluña sea un país que valga la pena y que yo me sienta orgulloso que mis padres dejaran aquí su piel.

Van a influir con el miedo, van a mandar tanques... Vaya, como sean como los submarinos, van apañados [risas]. A mi me indigna enormemente cuando leo una noticia que dice que para un alumno como mi nieto se van a destinar cinco euros día en educación, mientras que en Madrid se van a destinar cuarenta y siete. Yo digo: '¡Una mierda para ellos!'

Esta mañana en televisión me decían que si las mayorías silenciosas, que si las minorías silenciosas... Resulta que escuchan a los que no hablan, y a los que chillamos, a los que nos ponemos en cadena cuatrocientos kilómetros y en cuatro filas...

Men?ame